Desde el año 2000, gracias a la demanda del mercado asiático, comenzó a capturarse y deja una derrama económica de 30.5 millones de pesos anuales

Ciudad de México, 28 de mayo del 2021.- La temporada de captura de la medusa bola de cañón, o «aguamala», una especie marina hasta hace unos años poco explotada en México, pero que en China, Japón o Tailandia, es oro puro y en México ya se captura en importantes volúmenes.

Informa el diario Milenio que la captura de esta especie llegó al país en el año 2000, gracias a la demanda del mercado asiático, donde se le utiliza como alimento, medicamento o en la industria de los cosméticos.

Cabe señalar que en el 2011, el pueblo de Guásimas, en Guaymas, ganó una concesión que le permite explotar comercialmente a la medusa que se encuentra en el también conocido como Mar de Cortés.

Las mujeres participan de manera activa en esta actividad de captura, ya que se impone a la superstición de que solo los hombres pueden realizar prácticas pesqueras, porque ahora las damas capturan a esta especie para obtener beneficios económicos para su familia. 

La captura de la aguamala se realiza a bordo de una panga, la cual capturan con una red tipo cuchara, además, solo necesitan la gasolina para el motor y agua para sobrevivir durante dos a tres horas en el mar. 

Por esta actividad, la derrama económica del año pasado fue de unos 30.5 millones de pesos, actividad que no deje de ser peligrosa porque la pequeña embarcación debe cargar de cuatro a seis toneladas de medusa por viaje.

Expone el pescador Baldomero González que las damas no están acostumbradas a este trabajo pesado y las auxilian pescadores, porque es cargar kilos y kilos de aguamala y debilita a cualquiera y precisamente una de ellas es   

Desde hace 20 años la pescadora María Estela Guitimea decidió sumarse a esta actividad y acompañar a su esposo, Gregorio Cosmel, para compensar el gasto «si no pescamos, no hay para los frijoles».

Dice Milenio que «es un trabajo en equipo: él va manejando y ambos venimos cuchareando; yo por enfrente y el por detrás. Una vez que la panga está lista, regresamos. Nunca sabes si regresarás, por eso le pido a Dios que me salve de los problemas que llegue a tener”, asegura la pescadora».

Expone que la captura de este producto solo se da una vez al año, cuando el clima es inestable, con mucho viento, el cual puede voltear la panga y dice que pese a los riesgos hacen el esfuerzo para proseguir la pesca y salir adelante.  

Leave a comment

Revista Julio 2022

Síguenos en nuestras redes sociales:

Contáctenos:

tierrafertilmex@gmail.com

©2022 TIERRA FÉRTIL. Todos los Derechos Reservados.