FUTUROS AGRÍCOLAS

Elisa Félix

Economista

La semana que concluyó el 20 de febrero, los futuros de maíz y trigo en la Bolsa de Chicago presentaron pérdidas moderadas, mientras que los de la soya presentaron un desempeño positivo.

Los futuros de soya avanzaron un 0.9%, a 367 dólares por tonelada, en su tercera semana consecutiva de ganancias, apoyadas en la fuerte demanda de los molineros estadounidenses que se quedaron sin abasto.

Por su parte, los futuros del trigo cayeron un -4.3%, a 187 dólares por tonelada y alcanzaron mínimos desde el 5 de febrero, presionados por la pobre demanda de grano estadounidense para exportación.

El mercado de trigo estuvo enfocado en la decisión que tomó Egipto, el principal comprador de trigo a nivel mundial, de no comprar el grano estadounidense por su alto precio, principalmente por la apreciación del dólar, y en su lugar compró 240,000 toneladas de trigo francés y rumano.

Asimismo, el contrato para marzo de maíz cerró con una leve caída de 0.5%, a 152 dólares por tonelada, derivado de toma de utilidades de las ganancias acumuladas las primeras jornadas de la semana. La firmeza de los mercados físicos, relacionada con el clima frío en la región central de Estados Unidos, ayudó a limitar la pérdida de los futuros.

A finales de la semana, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés), en datos difundidos en una conferencia anual de perspectivas agrícolas, proyectó la superficie plantada con soya en los EE.UU. en el año comercial 2015/16 en 33.8 millones de hectáreas, levemente menor a las 33.9 millones de hectáreas de 2014/15.

Para el maíz, la superficie sembrada estimada fue de 36.2 millones de hectáreas, desde las 36.7 millones de hectáreas de 2004/15.

Lo anterior dio soporte a los futuros de la soya y a su vez limitó las pérdidas en el mercado de maíz.

En lo que respecto a los futuros de café y azúcar, éstos terminaron con posiciones mixtas en las plazas de Nueva York y Londres.

Los futuros del azúcar sin refinar en Nueva York cayeron a un mínimo de casi cinco años, al presentar tres días consecutivos de sus pérdidas; el contrato más activo del azúcar sin refinar a mayo  cerró con una baja de 3.8%, a 316 dólares la tonelada la libra; mientras que los futuros del azúcar blanca a marzo cedieron 1.0%, a 381 dólares por tonelada.

Las pérdidas en el mercado del azúcar se generaron después de que India autorizó incentivos a la exportación de 1.4 millones de toneladas del edulcorante, lo que podría aumentar las existencias en el mercado mundial.

A lo anterior, se sumó el retorno de ingenios azucareros brasileños al mercado y la depreciación de la moneda en el país sudamericano, ya que un real débil aumenta las utilidades en moneda local para los ingenios azucareros brasileños a partir de ventas de azúcar en dólares.

Por su parte, los futuros del café arábiga para mayo descendieron en la semana 8.2%, a 3,326 dólares por tonelada, anotando la mayor caída semanal desde octubre de 2014; en tanto, los precios de la variedad robusta a mayo  descendieron 3%, a 1,974 dólares la tonelada.

Las pérdidas en el mercado de café estuvieron dirigidas por la debilidad de la moneda brasileña que impulsó ventas de vendedores, por los pronósticos de mejor clima en Brasil, el mayor productor mundial del aromático, y por liquidación de posiciones de manera especulativa.

MERCADOS ACCIONARIOS Y TIPO DE CAMBIO

Los mercados mexicanos tuvieron un desempeño mixto, por una parte, la bolsa mexicana avanzó apoyada en el acuerdo de los líderes europeos para extender un rescate financiero a Grecia, aliviando el temor de inversores a una salida de este país del bloque monetario; pero por otra parte, la moneda volvió a perder terreno.

El acuerdo desactiva el riesgo inmediato de que Grecia se quede sin dinero el mes próximo y de que sea obligada a abandonar la zona euro.

El índice IPC de la bolsa, que agrupa a las 35 acciones más negociadas, ganó en la semana 1.1% y cerró en 43,551.26 puntos.

En cambio, La moneda nacional cerró en 15.02 pesos por dólar, con un retroceso de 0.93%; lo anterior tras un dato positivo del mercado laboral en Estados Unidos que fortaleció al dólar.

El peso retrocedió a pesar de que las minutas de la más reciente reunión de la Reserva Federal de los EE.UU. mostraron que sus funcionarios están preocupados por el efecto de un alza de tasas demasiado rápida, lo cual provocará la salida de capitales golondrina de economías emergentes, como la mexicana, devaluando aún más al peso.

También en la semana, el banco central de México presentó su reporte trimestral de inflación y redujo su expectativa de crecimiento para este año y el próximo, ante el desfavorable entorno internacional, marcado por el declive de los precios del crudo y la fortaleza del dólar que amenaza con descarrilar la inflación.

Ahora la entidad proyecta un crecimiento económico para este año en un rango del 2.5% a 3.5%, desde un 3.0% a 4.0%, según el informe trimestral de inflación del Banco de México (Banxico).

Para el 2016, la autoridad monetaria también rebajó su proyección de expansión del Producto Interno Bruto (PIB) a un rango de 2.9% a 3.9%, desde 3.2% a 4.2%.

Por su parte, en los EE.UU., los principales índices accionarios que cotizan en Nueva York avanzaron; el Dow Jones subió un 0.7%, mientras que el S&P 500 y el Nasdaq ganaron un 0.6% y un 1.3%, respectivamente, apoyados primordialmente en el acuerdo para Grecia.

Leave a comment

Revista Julio 2022

Síguenos en nuestras redes sociales:

Contáctenos:

tierrafertilmex@gmail.com

©2022 TIERRA FÉRTIL. Todos los Derechos Reservados.