Estos insectos hibernan en bosques de Michoacán y el Estado de México, vistiendo de gala a estas regiones del país después de recorrer 4 mil 500 kilómetros

TF/Redacción  

Ciudad de México, 13 de diciembre de 2022.- Un regalo para México arribó al país en las alas de 100 millones de mariposas monarcas que hibernarán en los bosques de Michoacán y del Estado de México, donde son motivo de admiración, veneración y adoración por miles de personas que se desplazan hasta estos lugares para conocer algo nuevo, increíble.

Estos lepidópteros se pueden encontrar principalmente en los municipios de Ocampo, Angangueo, Zitácuaro, Senguío, Contepec y Aporo, todos del estado de Michoacán, así como en San Felipe del Progreso, Temascalcingo, Donato Guerra y Villa de Allende, Estado de México.

De acuerdo con Facetas de México, la zona boscosa de pinos y oyameles pertenecientes a la especie de coníferas, en los límites de ambos estados, se viste de gala con la llegada de la maravillosa Mariposa Monarca.

Como cada año, vuelan desde Canadá más de 100 millones de insectos para posarse en grandes árboles en busca de clima benigno, tranquilidad y reposo de México, conducta propia de un pequeño ser que decide reproducirse en la región denominada oficialmente «Reserva de la Biósfera de la Mariposa Monarca».

Desde noviembre y hasta marzo, acuden a esta región investigadores, observadores, amantes de la naturaleza, ambientalistas, curiosos y verdaderos turistas que desean conocer más de un insecto que tiene miles de años de recorrer Canadá y Estados Unidos hasta llegar a México. 

CUATRO MIL KILÓMETROS

La monarca recorre más de cuatro mil 500 kilómetros desde Canadá a México de julio a noviembre y regresa a su lugar de origen, el sur de Canadá y norte de Estados Unidos, en marzo del año siguiente.

Los santuarios de la mariposa monarca en México son reconocidos por la UNESCO, como Patrimonio de la Humanidad, cada uno de los cuales recibe entre 10 y 20 millones de estos insectos, que surgieron hace unos 250 millones de años.  

La mariposa monarca recorre más de cuatro mil 500 kilómetros desde Canadá hasta México en el periodo de julio a noviembre y regresa a su lugar de origen, sur de Canadá y norte de Estados Unidos, en marzo del año siguiente.

La Monarca es una maravilla de la naturaleza que no ha sufrido grandes transformaciones físicas desde que surgió en las zonas agrícolas del sur de Canadá y norte de Estados Unidos, donde crece silvestre el «algodoncillo», el alimento preferido por este insecto, que contiene un alcaloide que es venenoso para otras especies de insectos, pero a la mariposa la protege de sus depredadores.

El ciclo biológico inicia con la oviposición. Después de algunos días, surge una pequeña larva, que se alimenta de las hojas y flores del algodoncillo, se convierte en pupa o crisálida y una semana después emerge el adulto, el cual se aparea con su congénere, mismo que fallece al tercer o cuarto día de la cópula.

Hay periodos de reproducción de esta mariposa: Para las que nacen en primavera-verano, toda su vida transcurre ahí. Su vida es de entre 4 y 5 semanas, pero las generaciones que nacen en septiembre-octubre, pertenecen a un grupo llamado «Matusalén», y emigran a México, ya que viven de seis a siete meses.

RELOJ BIOLÓGICO

Conforme disminuye la temperatura y al mismo tiempo la luz solar en la región norte del continente, la Monarca cambia su metabolismo y entra en una pausa reproductiva, momento en que la naturaleza indica al insecto que tiene que emigre.

Desde partes del oeste de Estados Unidos hacia la zona costera de California hay una emigración; otra, del sureste de Canadá se desplaza por la vertiente del Golfo de México y avanza por Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas hasta el altiplano seguir hasta su destino de México y Michoacán.

Fue hasta 1975, que se descubrió el trayecto y destino de la Mariposa Monarca (Danaus Plexippus) cuando el zoólogo canadiense, Fred A. Urquhart, acompañado por Kennet Brugger y Rafael Sánchez Castañeda, descubrieron que, en la Sierra Madre Oriental, limítrofe de los estados de México y Michoacán, había un refugio invernal de la Mariposa Monarca.

DATO

Los santuarios de la mariposa monarca en México son reconocidos por la UNESCO, como Patrimonio de la Humanidad, cada uno de los cuales recibe entre 10 y 20 millones de estos insectos, que surgieron hace unos 250 millones de años.  

Dejar un comentario