Los compradores del grano de la península yucateca confirman que por los fletes, resulta más caro comprar maíz en el Bajío que importar grano sudafricano

TF/Redacción

Ciudad de México, 09 de diciembre del 2022.- Debido al alto costo de los fletes ferroviarios en México, adquirir maíz blanco para consumo humano en el Bajío y llevarlo a la península de Yucatán resulta hasta 50% más caro que importarlo de Sudáfrica, en donde adquirieron unas 400 mil toneladas productores yucatecos, pues el flete en barco es más económico.

Así lo da a conocer el periódico La Jornada al citar al Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GMCA), quien detalla que mientras el flete de una tonelada de maíz blanco desde Sudáfrica hasta Yucatán tiene un precio de 861 pesos, por ferrocarril, desde el Bajío, cuesta mil 656 pesos.

Apunta que la diferencia es en promedio del 48% y esto se da gracias a que desde octubre pasado el Gobierno Federal eliminó el arancel a las importaciones de maíz y otros productos para combatir la inflación.

LA OFERTA de maíz blanco del ciclo 2021/22 será mayor en 2.3% este año y la oferta de grano amarillo para consumo humano será menor en 2.6 por ciento, con un decremento en este último del 22.9 por ciento respecto al ciclo agrícola anterior.
El GCMA detalla que el flete de una tonelada de maíz blanco desde Sudáfrica hasta Yucatán tiene un precio de 861 pesos, pero por ferrocarril, desde el Bajío, cuesta mil 656 pesos.

Esto ha permitido que empresarios nacionales firmen cartas compromiso para adquirir al menos 400 mil toneladas de maíz blanco sudafricano, el cual no importaban desde ese punto geográfico desde el año 2011 tras de que México impusiera 20% de impuesto a su importación.

El grano comenzó a arribar en octubre, ya que según datos del SAT, cita la información, llegaron a los puertos de Veracruz y Altamira 40 mil toneladas de grano sudafricano y esperan otra cantidad similar en las siguientes semanas. 

PRECIO NACIONAL

Los precios del maíz blanco de Sudáfrica, dice Juan Carlos Anaya, director general del GCMA, son más competitivos en las regiones noreste, sureste y la península porque el costo del transporte por barco es mucho más bajo.  

El GCMA detalla que una tonelada de maíz llevada desde estados del noroeste a la península cuesta ocho mil 821 pesos, mientras que traída desde Sudáfrica vale ocho mil pesos, es decir, una diferencia del nueve por ciento.

En los estados del sur una tonelada de maíz amarillo del Bajío les cuesta nueve mil 56 pesos y traída de Sudáfrica vale siete mil 724 pesos o 14.7 por ciento menos; asimismo, a los estados de la península les cuesta ocho mil 190 una tonelada del Bajío, cuando desde Sudáfrica la adquieren por siete mil 790 pesos, una diferencia de 4.8 por ciento.

Dejar un comentario