Los pescadores mexicanos denuncian además que los peces tienen hasta 50 % de agua y son importados libres de impuestos, lo que representa competencia desleal

Ciudad de México, 27 de junio del 2020.- Al considerar que 38 mil toneladas de filetes de pescado importados de varios países asiáticos, entre ellos China y Vietnam, que contienen hasta un 50 % de agua, afectan el comercio de los pescadores mexicanos, los representantes de confederaciones, cámaras, uniones y consejos de la industria pesquera lamentaron la decisión de la Secretaría de Economía adquirir este alimento de otros países.

De acuerdo a la información emitida por el periódico Excélsior, los presidentes de las seis confederaciones, cámaras, uniones y consejos de la industria pesquera nacional consideraron que tal medida le dará la estocada final al sector pesquero mexicano.

Esto, indicaron, debido a que viven su peor momento debido a la emergencia sanitaria, el embargo pesquero de los Estados Unidos y la eliminación del subsidio a los combustibles marinos por parte del gobierno federal.

EL DATO

EL MERCADO mexicano será invadido por 38 mil toneladas de filetes de pescado de mala calidad «Blanco del Nilo (Tilapia), «Royal Asia» (Bassa o Pangasius),  congelados desde hace más de seis meses, con aditivos para su conservación y 50 % de agua no declarada al consumidor. 

Por ese motivo enviaron una carta al titular del ejecutivo federal, Andrés Manuel López Obrador, para denunciar el hecho tras de que la Secretaría de Economía abriera los cupos de importación para la compra de las 38 mil toneladas del pescado fileteado y refrigerado.

Explicaron que en México tienen una oferta de dos mil toneladas semanales de filetes de pescado que el mercado nacional no consume por los efectos comerciales y económicos de la pandemia, que dificulta las operaciones comerciales y los hábitos de consumo de la sociedad.

Reiteraron que los filetes importados no tienen la calidad suficiente, ya que su composición tiene 50 por ciento de agua no declarada al consumidor, por lo cual le pidieron al presidente «establecer políticas de apoyo al sector y que se reduzcan las autorizaciones de importación de pescados y mariscos».

Consideraron que al abrirse los cupos de importación, el mercado mexicano será invadido por filetes de pescado de mala calidad, congelados desde hace más de seis meses, de los conocidos como «Blanco del Nilo (Tilapia) o «Royal Asia» (Bassa o Pangasius), con aditivos para su conservación y exceso de agua no declarada al consumidor.

Las 38 mil toneladas de filete representan 120 mil toneladas de pescado entero, que en caso de que fuera una pesquería en México, ocuparía el quinto lugar en importancia, por debajo de los pelágicos menores, camarón, mojarra y túnidos.

Leave a comment

Revista Julio 2022

Síguenos en nuestras redes sociales:

Contáctenos:

tierrafertilmex@gmail.com

©2022 TIERRA FÉRTIL. Todos los Derechos Reservados.