Los industriales de la masa y la tortilla, junto con Segalmex, buscan frenar la especulación y el acaparamiento tras de que empresas y acaparadores compraran la tonelada de maíz a 7 mil 200 pesos

Ciudad de México, 09 de abril del 2020.- Ante una posible escalada de precios del kilo de tortilla en el país, los industriales de la masa y la tortilla, Segalmex y productores de maíz buscan frenar los precios que impulsan los acaparadores, ya que en algunos casos el precio de la tonelada de maíz ha llegado artificialmente a siete mil 200 pesos, cuando su precio es de cinco mil 150 pesos.

De acuerdo con Daniel Blancas, del periódico La Crónica, la sombra de un aumento en el precio del kilo de tortilla ronda sobre el país al elevarse el precio de la tonelada del grano a más de un 25 por ciento, aunado a que simulan un aparente desabasto del mercado para subir el costo del alimento.

El analista precisa que «los industriales del ramo culpan a la empresa Maseca, principal comercializadora de productos de maíz en México y la cual comenzó a anunciar el precio de la tonelada hasta en 7 mil 200 pesos, cuando el promedio antes de esta crisis sanitaria y financiera era de 5 mil 150».

Añade que para frenar el alza de la tortilla, los industriales llegaron a Palacio Nacional para confeccionar una estrategia que frene el acaparamiento y la especulación del país, medidas que ya analizan junto con Ignacio Ovalle, director de Seguridad Alimentaria Mexicana (SAGELMEX).

Para atender el problema del alza artificial al precio de la masa y la tortilla, los industriales y la parte oficial conformaron una mesa de trabajo para comprar maíz de manera directa a los campesinos para evadir a los «coyotes» o intermediarios.

Exponen que el incremento al precio de la tortilla está latente pero los que pretenden incrementarlo aducen como causa el precio del dólar que está al alza y la crisis sanitaria que vive el país.

El presidente del Consejo Rector de la Tortilla Tradicional Mexicana, Sergio Jarquín Muñoz, apunto que «los industriales de la masa y la tortilla no tienen trato directo con el productor y los intermediarios se dedican a acaparar y almacenar el maíz a su antojo».

Dice que mientras los coyotes o acaparadores hacen negocio, ellos buscan alternativas para no subir el precio del alimento «hoy no van a poder hacerse de más dinero a costa de los que menos tienen».

Como ejemplo de la especulación, apuntan que en Tamaulipas compraban la tonelada de maíz en cinco mil 600 pesos, «pero Maseca la empezó a ofertar en siete mil 200 pesos, cuenta José Enrique Yáñez, dirigente de los industriales de la masa y la tortilla en la entidad».

De acuerdo con estas fuentes, el precio por tonelada varía en cada entidad, dependiendo de la distancia, el valor del flete y el importe de la gasolina, único aliciente en la actualidad, a lo que informa el Consejo Rector que a nivel nacional se consumen en promedio 1.2 millones de toneladas de maíz blanco.

El año pasado la tonelada de maíz en Hidalgo y El Bajío, los industriales la compraron a razón de cuatro mil 900 pesos y en los primeros meses del año 2020 subió un poco, para ubicarse en cinco mil 150 pesos, sin embargo, en las últimas semanas, «con la emergencia nacional por el Coronavirus, el precio que paga Maseca generará desabasto de tortilla», precisaron.

Leave a comment

Revista Julio 2022

Síguenos en nuestras redes sociales:

Contáctenos:

tierrafertilmex@gmail.com

©2022 TIERRA FÉRTIL. Todos los Derechos Reservados.