Investigadores del Instituto mejoraron las propiedades fisicoquímicas del producto para que el pueblo mexicano se nutra mejor.

Ciudad de México, 29 de abril del 2019.- Gracias a los investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) el pueblo mexicano, el mayor consumidor del producto en el mundo, podrá comer un huevo aún más nutritivo.

Lo anterior lo informó el doctor Erick Ocaranza Sánchez, titular del proyecto de investigación que se realiza en el Centro de Investigación en Biotecnología Aplicada (CIBA) a través de un boletín de prensa.

Abundó que investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) crearon aditivos a partir de ingredientes naturales, que incorporan a la dieta de las gallinas de postura (ponedoras) para enriquecer las propiedades fisicoquímicas y nutricionales de este producto.

Con ello, dijo, se mejora la calidad de la proteína contenida en la clara y se incrementa la cantidad de antioxidantes presentes en la yema de este alimento, integrado a la canasta básica de los mexicanos.

Ocaranza Sánchez añadió que este desarrollo científico tiene como finalidad contribuir a mejorar la nutrición de los mexicanos.

«Al agregar estos complementos naturales al alimento de gallinas de postura y directamente a ovoproductos como la clara de huevo, se aumenta la capacidad espumante de ésta última, propiedad que eleva su valor en el sector comercial», aseguró.

Explicó que la adición de carotenoides y de ácidos poliinsaturados Omega 3, elevan el contenido de antioxidantes, los cuales dan una tonalidad más intensa a la yema y pueden promover un efecto benéfico en el perfil de lípidos del consumidor.

El investigador señaló que la calidad de la alimentación de las gallinas de postura depende de la empresa que cría a las aves, porque cada compañía cuenta con su propia formulación y ésta es calculada de acuerdo con la especie y la etapa de postura en que se encuentren.

«El aditivo diseñado en el IPN se puede agregar a cualquier dieta balanceada, ya que no altera la formulación original. Se comprobó que una pequeña cantidad del aditivo que se añade al alimento, es suficiente para que la gallina lo transfiera al huevo y mejore significativamente la calidad».

Dijo que lo anterior ya ha sido evaluado por una empresa productora, ubicada en Tehuacán, Puebla, con la cual el Politécnico tiene un convenio de colaboración para desarrollar y probar el aditivo.

Leave a comment

Revista Julio 2022

Síguenos en nuestras redes sociales:

Contáctenos:

tierrafertilmex@gmail.com

©2022 TIERRA FÉRTIL. Todos los Derechos Reservados.