Luego de informes sobre que autoridades sanitarias amazónicas aceptaron sobornos para aprobar carne cuya calidad estaba por debajo de los estándares.

Washington, EE. UU., 26 de junio de 2017.- El gobierno de Estados Unidos suspendió todas las importaciones de carne procedente de Brasil debido a “preocupaciones persistentes acerca de la seguridad de los productos”.
“El Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria ha negado el ingreso de 11 % de los productos de carne fresca procedentes de Brasil” en los últimos tres meses, anunció en una declaración el Departamento de Agricultura de EE.UU.
“Esa cifra es significativamente superior a la tasa de rechazo de 1 % que se registra con los envíos que se reciben del resto del mundo”, destacó.
Varios gobiernos habían prohibido el ingreso a sus fronteras de este producto brasileño en marzo, cuando se reveló que las autoridades sanitarias de ese país habían recibido sobornos para aprobar embarques de carne cuya calidad estaba por debajo de los estándares.
En ese momento, Estados Unidos no impuso una prohibición, pero comenzó a realizar inspecciones en todos los envíos de ese alimento que llegaban de Brasil.
Es por eso que desde finales de marzo, las autoridades estadounidenses han negado el ingreso de un total de 860 mil kilos de productos cárnicos brasileños debido a “preocupaciones por la salud pública, condiciones sanitarias y problemas de salud animal”.
Brasil es el principal exportador mundial de carne roja y de pollo con más de US$12 mil millones cada año.
Sus principales mercados para estos productos son China, la Unión Europea y Estados Unidos.
Más de 30 empresas fueron acusadas de numerosas prácticas antihigiénicas, entre estas compañías estaban JBS, el mayor exportador mundial de carne de res; y BRF, el principal productor de pollo del mundo.

Dejar un comentario