Desde principios del año la comercialización de ovinos repuntó a tal grado que hoy es un negocio rentable.

Villahermosa, Tabasco, 08 de mayo de 2017.- Debido a la creciente demanda comercial de borregos, la cual no se cubre al cien por ciento, en Tabasco la ovinocultura es una opción laboral para aquellos que resultaron afectados por la crisis generada por PEMEX.
Lo anterior lo afirmó Walter Rodolfo Lanz Villegas, presidente de la organización Ovinocultores Asociados del Sureste, quien añadió que para quienes se quedaron sin trabajo en la paraestatal, la cría de borregos es una buena oportunidad para llevar el sustento a su hogar.
Añadió que para ser productor de borrego no necesariamente se requiere ser experto en la materia, ni tener hectáreas de tierra, además existe el Centro de Integración Ovina (CIO) donde quienes quieran incursionar en esta actividad, reciben asesoría, capacitación, además le rentan espacios para la crianza de los animales, si el aspirante a productor no tiene donde criarlos, se los alimentan y hasta les ayudan a comercializarlos.
Lanz Villegas agregó que en Tabasco la crianza de borregos actualmente es un buen negocio, por la creciente demanda, ya que tan sólo en Villahermosa se consumen mensualmente mil 800 ovinos, el 90 por ciento es preparado en barbacoa por los restauranteros y el uno por ciento es asado para la venta.
El también productor explicó que en el CIO, ubicado sobre el kilómetro 25 de la carretera Villahermosa-Teapa, se cuenta con la infraestructura suficiente para criar hasta 6 mil 200 borregos, y actualmente habitan mil 560 borregos, propiedad de 16 productores que se decidieron entrarle al negocio, algunos sin tener conocimientos, pero la mayoría para amortiguar la crisis generada por Petróleos Mexicanos (PEMEX).
Explicó que tras las últimas inundaciones, en Tabasco disminuyó en un 30 por ciento la producción de borrego, pero desde el inicio del 2017 la comercialización de borrego repuntó a tal grado que hoy el negocio es rentable.

Dejar un comentario