Le demandan al gobierno federal no importar fructuosa de EE.UU si el magnate insiste en cancelar la entrada de azúcar mexicana a su país.

 

San Luis Potosí, San Luis Potosí, 13 de febrero de 2017.- Los productores cañeros del estado se “engallan” y piden al Gobierno Federal detener la entrada de la fructuosa estadounidense, si Donald Trump insiste en impedir la exportación de azúcar mexicana a territorio estadounidense.

Así lo propuso Sergio Peña del Campo, ex secretario de organización de la Unión Nacional de Productores de Caña de la Pequeña Propiedad, quien agregó que nuestro país tiene con qué responderle a las amenazas de Trump de ya no comprar el endulzante mexicano.

Añadió que cada año se colocan en México más de un millón de toneladas de fructuosa –para el 2017 está pactada la entrada de 1 millón 200 mil toneladas– y miles de maíz amarillo procedentes de Estados Unidos, por lo que, señaló, se le puede pagar con la misma moneda.

Indicó que si Donald Trump no quiere comprar la cantidad de azúcar contemplada en el Tratado de Libre Comercio –un volumen de 1 millón 500 mil toneladas– para este año, la Secretaría de Economía debería cancelar la entrada del jarabe de alta fructuosa, que en nuestro país se utiliza en la elaboración de bebidas y alimentos.

Agregó que en lo que respecta al maíz amarillo, el gobierno federal también debería hacer lo mismo, pues nuestro país le comprará a Estados Unidos, entre 2016 y 2017, un volumen estimado de 12 millones 600 mil toneladas por el cual desembolsará más de 2 mil 500 millones de dólares.

Peña del Campo indicó que esta postura de los cañeros le será planteada al Gobierno Federal para que sepa que tiene el apoyo del gremio cañero ante la actitud retadora de Donald Trump y mantenga una posición enérgica y no se deje intimidar.

Dejar un comentario