El gobierno federal publicó un decreto donde permite la importación sin límite de tonelaje ni tiempo de estos 5 productos.

Ciudad Juárez, Chihuahua, 24 de enero de 2017.- Una cascada de protestas desató el anuncio del Gobierno mexicano de que abre una ventana sin límite de tonelaje ni tiempo a la importación de manzana, papa, chile, tomate y cebolla procedentes de Estados Unidos sin pagar aranceles, productos que son claves para el campo mexicano.

Y fue el caso de Rubén Chávez, secretario de Desarrollo Rural de Chihuahua, quien afirmó que esta decisión del gobierno federal “nos vulnera bastante como productores a todo el país, y de manera específica a Chihuahua con tres de los cinco productos que ahí anunció”.

“No sé qué pasa con la gente de (la Secretaría de) Economía (de la Federación), que es la que hace estas decisiones, si no absoluta, de manera importante, porque producimos el 90% de la manzana de mesa que se oferta”, además de que Chihuahua fue el estado fue líder recientemente en cebolla y chile, señaló.

Por su parte, Heraclio Rodríguez Gómez, dirigente estatal en Chihuahua de El Barzón, señaló que esta medida del Gobierno Federal es un golpe inmediato al campo mexicano porque los obliga competir con los agricultores estadounidenses, que tienen subsidios oficiales, además de que producen con electricidad y combustibles más baratos.

Advirtió que la papa y la cebolla de Estados Unidos traen riesgos fitosanitarios porque existen hongos que pueden contagiar al campo mexicano, que está libre de esos agentes patógenos, y también implica riesgos para la salud de los mexicanos.

A su vez, el especialista en comercio exterior del despacho fiscal Béndiksen Law, Víctor Yanar Ríos, explica que el Gobierno Federal justifica esta apertura temporal –llamada cupos– con un supuesto desabasto y afirma que está tratando de garantizar la oferta de estos productos a precios competitivos, por lo que permite que el producto extranjero entre a México.

Sin embargo, advierte Yanar, el decreto no asienta la cantidad disponible de estos productos en el mercado mexicano y se basa sólo en una “aparente” carencia, y en que se están encareciendo. El decreto tampoco dice cuánto producto puede entrar sin arancel –tamaño del cupo– ni establece plazo alguno, así que queda abierto hasta que se publique otro decreto.

Explicó que cuando un producto es muy caro, entonces se puede recurrir a este tipo de medidas: el gobierno elimina un arancel y eso es como abrir la llave a las importaciones, porque se abaratan. Como hay más oferta, el precio baja, sentenció.

Dejar un comentario