Pepino del mar: Pescadores cooperativistas están dispuestos a defender con armas su preciado botín ante el saqueo indiscriminado de los furtivos.

San Felipe, Yucatán, junio 25 de 2014.- La lucha por el pepino de mar en aguas del Mar Caribe entre pescadores legales y furtivos, cada día se torna más encarnizada, tanto así que ya se habla de posibles enfrentamientos armados.
La primera reyerta ya se dio y dejó un saldo de 6 pescadores heridos, dos de ellos de gravedad y dos embarcaciones quemadas por bombas molotov. En esa refriega participaron 40 embarcaciones furtivas y 11 de los pescadores cooperativistas.

VALIOSO BOTÍN

Y es que ellos se disputan un valioso botín: El pepino de mar. Este animal marino que es un manjar en los países asiáticos y que tiene un valor de al menos 111 millones de dólares anuales, unos mil 443 millones de pesos al año.
Por lo que los pescadores cooperativistas, hartos de esta situación, piensan seguir el ejemplo de lo ocurrido en Michoacán. Planean formar sus propias autodefensas, para así defender su patrimonio.
Un líder de los cooperativista, que por obvias razones se negó a dar su nombre, expresa con rabia lo siguiente: Es oro del mar, eso es lo que es el pepino para los asiáticos, comenta el cooperativista, “como esos chavos no lo tienen en sus costas, vienen a tratar de robar nuestro pepino de mar, que nosotros cuidamos y protegemos desde hace 40 años”.
Señala que el problema es que, por la veda, sólo pueden pescar el pepino de mar 30 días al año, 15 en febrero-marzo y 15 en julio-septiembre. Poco tiempo para la codicia de los empresarios y sus furtivos. “Nos hacemos a la mar para constatar si embarcaciones de la Armada vigilan la zona y por el momento no es así”, reclama.

ADVERTENCIA

“En estos cuatro o cinco meses que dejamos de pescar el pepino de mar, esta gente no ha dejado de pescarlo. Y nosotros aquí, como tontos, yendo al palangre, buscando cómo ganar 150-200 pesos diarios, cuando ellos se están echando 5 ó 6 mil pesos en la bolsa por día. Igual nosotros lo podemos hacer, tenemos el equipo, pero por respetar la veda, por respetar leyes, nos hemos quedado acá sentados esperando que nos den el banderazo para hacerlo por la vía legal”, señala enojado el líder cooperativista.
“Por eso ya todo está planeado. Nomás estamos esperando. Esta es la última oportunidad del gobierno. Si no hace nada, hacemos una autodefensa, armados todos con lo poco que tenemos. Una vez muerto el perro, se acabó la rabia”, concluye furioso el líder de los pescadores legales.

Dejar un comentario