Sube 30 % el tomate mexicano de exportación por aranceles

El precio del jitomate mexicano enviado a Estados Unidos aumentó su precio por el arancel del 17.5 % que le impuso esa nación

0
63
HASTA EN 30 % se disparó el precio del tomate mexicano de exportación, al pasar de 8.27 a 12.34 dólares, tras de que EE.UU. le aplicara un arancel del 17.5 por ciento el 7 de mayo.

Ciudad de México, 20 de mayo del 2019.- Hasta en 30 % incrementó su precio el jitomate mexicano de exportación que se envía a EE.UU., debido a la reciente imposición del arancel del 17.5 % por parte del Departamento de Comercio de esa nación, luego de que tal dependencia abandonara el acuerdo de suspensión dumping del tomate, vigente durante 23 años.

De acuerdo con la información de la agencia NOTIMEX,  el presidente del Consejo Nacional de la Asociación Mexicana de Horticultura Protegida, A.C. (AMPHPAC), Óscar Woltman, dijo que «el precio de la hortaliza en la frontera aumentó entre el 20 y 30 por ciento».

Añadió que el costo del tomate bola pasó de 8.27 a 12.34 dólares el 6 de mayo, un día antes de que el gobierno estadounidense sancionara al tomate nacional con el arancel del  17.5 %, dijo Woltman.

El presidente del organismo hortícola apunta que los productores mexicanos están en negociaciones con su contraparte estadounidense tras de que el 7 de mayo EE.UU. cancelara el acuerdo de que regía la compra-venta del tomate entre los dos países.

Expuso también que la postura de la contraparte estadounidense cambia constantemente y «nos complica mucho entender lo que realmente quieren», por lo que dice que es mejor lograr un acuerdo benéfico para las dos partes a fin de reducir la carga financiara de los exportadores mexicanos.

Aclara que «hasta que no lleguemos a un acuerdo beneficioso para ambos países, nosotros, la asociación AMHPAC, no firmaríamos nada que pueda dañar o que tuviera repercusión negativa para nuestra industria», argumentó.

El arancel al alimento mexicano es catalogado por Estados Unidos como «derecho compensatorio provisional del 17.5 % como garantía hasta que concluya la investigación para determinar si los jitomateros mexicanos exportaron en los años 80 tal hortaliza a precio dumping».

Por lo pronto dice que tal impuesto lo tendrán que desembolsar los exportadores mexicanos y por año representará pagarle a EE.UU. 350 millones de dólares, pero los pequeños y medianos jitomateros mexicanos no podrán cubrir dicho gravamen por estar fuera de sus posibilidades económicas.

Explica que los importadores se niegan a pagar la tarifa arancelaria e intentan cobrársela al exportador de una u otra manera, comentó Woltman, para añadir que es una trampa y que siempre hay intentos de cambiar las reglas del juego.

Apunta que los productores están en contacto con la secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín; con la subsecretaria de Comercio, Luz María de la Mora, y con el subsecretario para América del Norte de la cancillería mexicana, Jesús Seade, pero ignora las negociaciones que lleven a cabo y su resultado.

DEJAR RESPUESTA

Favor de ingresar su comentario
Favor de ingresar su nombre aquí