Retroceden los precios de los granos

0
45

En la semana que concluyó el 16 de enero, los futuros de granos y oleaginosas que cotizan en la Bolsa de Chicago presentaron pérdidas; la soya cayó un 5.8%, el maíz bajó un 3.5% y el trigo retrocedió un 5.8%.

La soya descendió debido a una débil demanda exportadora por los suministros estadounidenses y por un reporte de la Asociación Nacional de Procesadores de Oleaginosas estadounidense que indicó que en diciembre se procesó una cantidad de soya menor a la que se esperaba; además, los pronósticos de buen clima en áreas productoras de Brasil y Argentina también presionaron los precios.

En tanto, los futuros del maíz bajaron arrastrados por las caídas de la soya y el trigo, por un dólar más firme y por un incremento en los suministros de etanol de Estados Unidos; sin embargo, buenas cifras de exportación ayudaron a reducir el descenso de los precios.

Por su parte, los futuros del trigo rojo de invierno acumularon ocho sesiones consecutivas a la baja, presionados por una floja demanda exportadora y por las altas previsiones del Departamento de Agricultura de Estados Unidos sobre las existencias del grano a nivel mundial.

La soya terminó en 364 dólares por tonelada; el maíz en 152 dólares por tonelada y el trigo en 195 dólares por tonelada.

Respecto a los futuros de café y azúcar que cotizan en la Bolsas de Nueva York y Londres, éstos presentaron movimientos en su mayor parte positivos.

Únicamente el café arábiga presentó un retroceso de 5%, concluyendo en 3,770 dólares la tonelada, pero el café robusta, que cotiza en Londres, subió 0.4% a 1,970 dólares la tonelada.

El café descendió debido a que los pronósticos de lluvias en la región productora de Brasil provocaron ventas, lo anterior a pesar de que el operador de la red eléctrica nacional dijo que las precipitaciones sobre los embalses en el sudeste y centro-occidente serían sólo un 44% del promedio histórico, lo que representa una baja desde el 56% previsto la semana anterior.

Asimismo, un dólar más alto frente a una cesta de monedas también presionó a los precios.

Por su parte, el azúcar sin refinar para entrega en marzo subió 2.8% a 338 dólares la tonelada y el azúcar blanca para entrega en marzo ganó 1.6%, a 398.90 dólares la tonelada.

El azúcar se vio alentada por compras en el mercado físico y por las preocupaciones por el clima en Brasil, el más importante productor mundial.

Mercados accionarios y tipo de cambio

En la semana de referencia, los mercados accionarios, de México y Estados Unidos, presentaron pérdidas, aunque el peso logró repuntar un poco.

El índice IPC de la bolsa mexicana, que agrupa a las 35 acciones más negociadas, perdió un 2.3% para ubicarse en 41,402.01 puntos; la mayor pérdida semana desde el 12 de diciembre, en medio de una alta volatilidad causada sobre todo por el desplome del precio del petróleo.

Analistas esperan que esta semana sea mejor para el mercado accionario por las expectativas de que Banco Central Europeo (BCE) comience un amplio programa de estímulos monetarios, que incluiría compra de bonos soberanos.

El peso, en tanto, se apreció después de conocerse que la inflación de la mayor economía mundial, Estados Unidos, anotó en diciembre su mayor baja en seis años, lo que puso en duda si la Reserva Federal elevará sus tasas a mediados de año.

La moneda cerró en 14.555 por dólar, con un alza semanal de apenas 0.34%.

En Estados Unidos, el promedio industrial Dow Jones perdió1.3%, a 17,511.57 unidades, mientras que el S&P 500 retrocedió1.2%, a 2,019.42 puntos y el índice Nasdaq Composite bajó 1.5%, a 4,634.384 unidades.

Entre las notas más importantes destacó que la confianza del consumidor en Estados Unidos tocó en enero su nivel más alto en 11 años, mientras que la producción manufacturera creció el mes pasado, según mostraron sendos reportes, mientras que el número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de subsidios por desempleo creció la semana pasada a su máximo nivel en cuatro meses.

Además, en una decisión altamente inesperada, el Banco Nacional Suizo abandonó el límite que había impuesto al franco suizo en su valuación respecto al euro, lo cual agregó mayor volatilidad al mercado.

DEJAR RESPUESTA

Favor de ingresar su comentario
Favor de ingresar su nombre aquí