Producción de Bambú, mina de oro verde

36
12312
EN EL SIGLO XXI se ha comprobado que el bambú puede ser igual de resistente que el acero y el concreto.
EN EL SIGLO XXI se ha comprobado que el bambú puede ser igual de resistente que el acero y el concreto.

La producción de bambú también llamado «el gran amigo», «planta de la felicidad» y «el gran proveedor», tiene un atraso en México de más de una década. Actualmente, el país es deficitario en al menos 10 mil hectáreas: importa el 100% de sus necesidades.

TF | Raúl Torres Lugo

La nación mexicana está sentada en una mina de oro verde, que discriminada y repudiada, yace semi abandonada en espera de ser descubierta.

El filón de color parecido a la esmeralda, duerme el sueño de los justos bajo la piel de México y fielmente espera aportar su sabor, energía y resistencia equiparada solo con la del acero.

Sin embargo, según científicos y organismos que reciben apoyo internacional y nacional para promover su explotación, la tumba de la vena es profunda y compacta, está debidamente soportada por la ignorancia de la sociedad, la desconfianza en su gobierno y el miedo para cambiar de cultivo.

DOS RAZONES DE PESO

Dos razones pesan como enormes lozas sobre su cuerpo y no la deja salir a flote: la discriminación y el poco financiamiento. Mientras que históricamente el mundo ve al «oro verde» como un elemento trascendental para su vida, desarrollo económico y nutrición, los mexicanos lo rechazan y queman, lo consideran una plaga y un estorbo.

No obstante, según expertos de figura mundial, una veta del llamado por la sabiduría asiática «oro verde» y “planta maravillosa”, yace en espera de ser descubierta bajo el suelo mexicano, especialmente  en las zonas tropicales y sub tropicales, sin que a la fecha, nadie haga esfuerzos contundentes por descubrirla.

Aseguran científicos, expertos, productores y representantes de organismos gubernamentales, que el bambú, calificado por los chinos como un tesoro maravilloso; por los tailandeses como el gran amigo y al que los hindúes bautizaron como el gran proveedor, en México a la fecha es considerado por muchos como una plaga, planta estorbo, otate o madera de los pobres, a la que tienen que desterrar o quemar.

MAGROS RESULTADOS

Por suerte, expertos y comerciantes extranjeros, han influido en la cadena productiva mexicana para que esta cepa se vea como una buena alternativa productiva y en conjunto con gobiernos de estados como Puebla, Veracruz, Colima, Nayarit, Chiapas entre otros; a la par de organismos como el Conacyt y el Banco Mundial, trabajan aún con magros resultados, en encontrar quien desentierre este tesoro y aporte financiamiento para su establecimiento.

En este sentido, desde hace 14 años, la iniciativa privada nacional, liderada por expertos costarricenses, comerciantes norteamericanos y dirigentes de organismos gubernamentales y privados, intentan rescatar ese tesoro para el bienestar nacional; sin embargo, la falta de voluntad y finanzas de muchos, hace que el caminar sea demasiado lento y la meta se vea lejana.

A la fecha, sólo se tienen registradas tres mil hectáreas sembradas en toda la república mexicana, por lo que en el país, no existe el pasto denominado bambú en los registros gubernamentales; en la Secretaría de Economía no hay indicios de importaciones y exportaciones de este enorme zacate color verde.

MILES DE ESPECIES EN EL MUNDO

Al menos del año 2000 a la fecha, coinciden expertos, la veta de la cepa conocida como planta milagro en Asia, gramínea que cuenta con más de mil 400 especies, según datos de Cofupro, diseminadas por el mundo y de las cuales el país tiene la fortuna de contar con 300 estacionadas primordialmente en las zonas tropicales y sub tropicales, no es tomada en cuenta y su explotación es casi nula.

Cabe hacer mención, dicen científicos, productores y organismos apoyados por la Sagarpa, que pese a que desde la época de la conquista se tiene conocimiento de la existencia y usos del denominado por los chinos el «oro verde», en México por desconfianza hacia los gobernantes y hacia el mismo cultivo, no han sido del todo exitosos los esbozos de explotación de esta “mina de oro”: apenas si se cultivan algunos miles de hectáreas de estos  enormes tubos vegetales color verde, asegura Mauricio Lastra Escudero, presidente de la Cofupro.

ESTADISTICAS

Y baste un ejemplo para entender el desperdicio de este erario que se tiene a la fecha en nuestro país, señalan expertos en la producción del pasto de dimensiones descomunales. Hay ejemplares que llegan a medir hasta 70 metros y los más pequeños, en etapa juvenil, presumen 30 metros de largo.

China y la India exportan cada año a Estados Unidos productos de bambú por unos 150 millones de dólares, aunque se prevé que su demanda crezca de manera acelerada debido al alto costo de la madera, que es el principal material en la construcción.

Según la coordinadora de Fundaciones Produce en México (COFUPRO), la producción mundial de bambú alcanza un valor de unos 12 mil millones de dólares anuales, pero se prevé que para 2017 su valor supere los 20 mil millones.

AMÉRICA CASI LA TERCERA PARTE

Asegura el organismo nacional que en el mundo hay más de mil especies de bambú, y en América se cuenta con 345 tipos, de los cuales 35 de existen en México, principalmente la especie Guadua Angustifolia, la cual crece 15 a 20 metros en 120 días, y en México y Colombia se usa en la construcción.

Mauricio Lastra Escudero, al ser abordado por este Multimedia sobre el tema del bambú, a la par que lamentó la lentitud con que camina la instalación de plantaciones comerciales de la planta maravilla,  destacó que de ser afortunados los esfuerzos por establecer este cultivo en México, Estados Unidos, podría convertir a nuestro país en su principal proveedor por la cercanía y bajos costos de producción y transporte.

Destacó las bondades del territorio nacional y los resultados obtenidos en las parcelas piloto. Expone que cada planta nacida y cuidada en México produce al año de 10 a 20 culmos (tallos del bambú) de 25 metros de altura durante al menos unos 60 años o más, sin necesidad de volver a sembrar.

«Solamente requiere unos cinco años para comenzar a producir, en lugar de los 25 a 40 años que necesitan los árboles de caoba o de otras especies», asegura.

VENTAJAS ECOLÓGICAS

El bambú tiene también sus ventajas ecológicas anota, porque capta un 40% más de bióxido de carbono en los primeros tres años comparada con la captación de CO2 que hacen los pinos y eucaliptos en el plazo de una década. Además, genera entre dos y cuatro toneladas de biomasa por hectárea.

Lo cierto es que «el carrizo mexicano», asegura el experto costarricense Rafael Antonio Bejarano López, es sumamente apreciado en el mundo. Sin embargo, pese a que en nuestro país es nula la cultura del bambú y que casi nadie quiere darse cuenta que bajo sus pies, existe una mina lista para ser explotada, este cultivo tiene un potencial enorme y poco a poco saldrá de la tumba en que lo han enterrado generaciones de mexicanos.

Las causas de que esta mina no haya sido expropiada son muchas y variadas, subraya quien realizó su doctorado en la temática sobre el bambú en China. Unas de las principales son que, el «oro verde», no ha podido despertar la codicia ni de gobernantes, ni gobernados y no se ha desterrado la desconfianza en el gobierno de parte de los agricultores.

EN MÉXICO, el cultivo del bambú está en pañales sin embargo, en el estado de Puebla, se estructuró el mundo del bambú
EN MÉXICO, el cultivo del bambú está en pañales sin embargo, en el estado de Puebla, se estructuró el mundo del bambú

MIEDO AL CAMBIO

Por otra parte, los productores, con su miedo al cambio de cultivos tradicionales y la falta de financiamiento gubernamental y apoyo científico en mayor cantidad, no permite a la fecha desenterrar esta joya y volar con ella a surtir mercados tan importantes como el de los Estados Unidos que importa este «otatote» desde Europa, Asia y Sur América.

Por todo lo anterior, asegura Bejarano López, a la fecha, México en el cultivo de bambú, está en pañales.

Lamentablemente, dice quien se doctoró en China en esta temática, trabajó en Tailandia y en Indonesia y en toda América Latina con proyectos de las naciones unidas para el desarrollo del bambú, y que en el año 2002 llegó para quedarse a México a trabajar un programa de bambú con el Conacyt y el Banco Mundial, en la actualidad la producción de bambú en México es casi nula, solo el estado de Puebla hace esfuerzos por terminar de desenterrar esta joya.

Destacó el investigador que aunque el futuro de la siembra de este pasto gigante tiene gran potencial en la nación mexicana, solo esbozos existen de querer establecer la producción.

YA HAY CLIENTES

Hoy en día, afirma, pese a que se cuenta con cartas intención de grandes cadenas comerciales para comprar hasta 10 mil hectáreas, el paso hacia el descubriendo de la mina es lento, si acaso se encuentran sembradas por la iniciativa privada algunos miles de hectáreas y están en proyecto algunas otras.

Al respecto el presidente de las Fundaciones Produce (COFUPRO), Mauricio Lastra Escudero, lamenta que en México no haya la conciencia y el conocimiento para variar la vista hacia el cultivo gigante que ya se explota con éxito en diversos países del mundo.

En México, lamentó Lastra Escudero, sólo la COFUPRO como organismo nacional y un poco la CONAFOR, apoyan proyectos para diseminar los conocimientos en el cultivo de esta cepa y promover su plantación. A la fecha, el órgano federal apoya con 7 mil pesos por hectárea a quienes decidan instalar su siembra.

EL TESORO BUSCADO

Ciertamente, este elemento natural, es el tesoro que estaban buscando millones de agricultores en el mundo para tener una alternativa productiva y agenciare unos pesos, sólo falta que se convenzan y reciban el impulso adecuado para que México pueda llegar a ser autosuficiente en bambú, aseguraron los entrevistados.

Por ahora, informa Rafael Antonio Bejarano, México no produce nada de esta cepa, todo el bambú que necesita lo importa, aunque, como no existe para la Secretaría de Economía como bambú, todo lo que entra es considerado producto de madera.

«México todavía no tiene aranceles para el bambú, se importa como que si fuera madera, si usted pregunta en Hacienda le van a decir que el país no importa nada y ni exporta nada de bambú y es porque entra como madera todavía».

Lo cierto es que México necesita una cantidad de bambú cercana a las 10 mil hectáreas, pero al paso que va la producción, se necesitarían hasta 100 años para llegar a cultivar esa cantidad y al menos ser autosuficientes, reclama Lastra Escudero, presidente de Cofupro.

ENORME POTENCIAL EN MÉXICO

Es claro que la república mexicana y sus agricultores, coincidieron los cuestionados, cuentan con un enorme potencial para implementar este cultivo y equipararse con los mejores el mundo.

De tener éxito las gestiones de las Fundaciones Produce, Las Naciones Unidas, el entusiasta coordinador de los esfuerzos sobre el bambú, Rafael Antonio Bejarano y la Conafor, en menos de una década, México puede fácilmente explotar unas 8 mil hectáreas y entrar a programas de vivienda y a todo donde se use el bambú. Cabe aclarar que el país debería desde hace más de 10 años, producir sus necesidades de este pasto, pero no se ha podido abatir el atraso.

Los entrevistados concordaron en las bondades de este descomunal pasto y recomiendan a los agricultores la reconversión del cultivo hacia el bambú, aunque hubo quien como el presidente de Cofupro y el experto costarricense, que sugirieron, por lo pronto, no cambiar el cultivo sino intercalar con otros como el maíz, frijol, chía, yuca, entre otros y así obtener ganancias extras.

«El bambú se siembra a 400 cepas por hectárea o sea a cinco por cinco metros. Entre cuatro cepas de bambú nos están quedando 25 metros cuadrados, entonces durante los primeros tres años, que la planta todavía no ha cerrado, porque no ha crecido lo suficiente, podemos sembrarle maíz, frijol, chía, yuca; cualquier cultivo de ciclo corto en los tres primeros años».

RECOMIENDA EXPERTO

A la pregunta de por qué recomendaría a los escépticos agricultores el cultivo de bambú, Rafael Antonio Bejarano sonrió y luego exclamó ¡bueno, por un montón de cosas! pero no sólo se recomienda al agricultor, sino también al político.

Como gobernador o presidente municipal, agregó, si tiene la conciencia de al llegar al puesto sembrar bambú, a los cuatro años, cuando se vaya, dejaría un bosque de bambú y ese bosque le produciría madera por 400 años, obra que aportará por mucho tiempo beneficios ecológicos, atractivo turístico y protección.

Y tiene otra ventaja, no hay que volver a reforestar en ese estado o municipio, porque el bambú es una gramínea, es un pasto, entonces se le cortarán únicamente los tallos maduros y se le deja todo lo demás.

Otro beneficio: por su rápido crecimiento, el bambú es la planta que más bióxido de carbono consume. Una hectárea de bambú, a los dos años captura 15 toneladas de bióxido de carbono, y cuando la plantación tiene 7 años y ya están más gruesos los tallos, absorbe 56 toneladas de bióxido de carbono.

MÁS LINDURAS

Y hay más. Si ese bambú lo convertimos en una duela o lo cristalizamos en una casa o en una pieza estructural, lo vamos a tener allí 70 u 80 años más. Entonces ayudaríamos a limpiar el planeta y principalmente a México de la contaminación. Estos beneficios y otros aporta esta maravilla natural, apunta el científico extranjero avecindado en la ciudad camotera

Sin embargo, se le cuestionó, esos son los beneficios para la sociedad en general y para el productor ¿qué le deja?

Por ejemplo, dice, «dígame usted que cultivo le produce 90 mil pesos por hectárea después del cuarto año, sin darle transformación; ya con transformación sale 150 mil o 160 mil pesos por hectárea».

RESULTADOS CONFIRMADOS

Y esos números están confirmados en parcelas demostrativas que se tienen en Puebla, Veracruz, Chiapas y Oaxaca, y en poco tiempo se está por establecer una plantación en el estado de Colima.

Y aclara: al hablar de transformación se refiere a no vender el bambú en bruto, sino darle valor agregado en la construcción o convertirlo en paneles, en muebles o en materia para la duela o para la madera sólida; o bien lo podemos convertir en carbón activado; también se puede hacer papel. En Puebla, se formó un grupo de señoras que fabrican papel artesanal de bambú y lo mandan a Alemania.

Cabe hacer mención, refiere, que en diversos países el bambú de la especie Cualum Mustifolia, se le llama “el acero vegetal”, por ser un poco menos fuerte que el acero pero más flexible, lo cual le da una gran ventaja en las construcciones antisísmicas, las construcciones se doblan pero no se caen, aseveran expertos en construcción.

EL MEJOR AMIGO

Como gran apasionado de su labor, Rafael Antonio Bejarano, defiende sus postulados y se regodea en enumerar las cualidades del llamado «mejor amigo» y «benefactor» en dos continentes.

«La madera que se fabrica con el pasto gigantesco tiene las mismas propiedades que la de un árbol en la elaboración de poco más de tres mil 800 productos; es inclusive este material, más resistente y más barato, y conlleva ahorrar hasta un 60% en el costo de producción, que un artículo hecho con la corteza de otros maderables».

En el siglo XXI, anotó con orgullo el catedrático amante del bambú, se ha comprobado que esta cepa puede ser igual de resistente que el acero y el concreto, y estoy seguro, dijo, que es la madera del presente y del futuro en México y el mundo.

«La llamada madera del futuro es un negocio nuevo, una alternativa para sacar a cientos de campesinos de la pobreza, porque el plantar bambú deja muchas ganancias. Cuando los jóvenes se den cuenta de lo remunerativo que es para sus padres o abuelos este negocio, ya no van a querer emigrar al extranjero», abundó el presidente de la Cofupro, Mauricio Lastra.

RIQUEZA RECHAZADA

Por desgracia para la economía de este país, desde tiempos inmemoriales, admite el catedrático tico, este tesoro ha sido rechazado por los habitantes de México, sin saber que están sentados en un verdadero mundo de riqueza que está en espera de ser descubierto.

Sin embargo, todavía a la fecha, asienta, en México se agrede y desdeña por algunos, una fortuna que añoran muchos países en el mundo.

Sin otra explicación que la ignorancia, el bambú ha sido discriminado junto con sus usuarios; históricamente ha sido quemado y abandonado a su suerte e incluso eliminado, por ser considerado de poco valor, a grado tal, que llegó a ser nombrado la planta o la madera de los pobres.

FUTURO CLARO Y PROMISORIO

Pese a todo, refieren Lastra Escudero y Bejarano López por separado, la perspectiva sobre el futuro del bambú en México la tenemos muy clara y es promisoria.

Es muy posible que las grandes plantaciones de bambú se vayan a dar en el curso de los próximos años en el sureste de México, por cosas muy simples: hay problemas con la caña; el precio del azúcar se vino a suelo y los cañeros tienen grandes terrenos libres para optar por otra alternativa.

Por otra parte, las propiedades son más baratas que en el centro y el norte de la república y lo principal es que, los bambúes son tropicales y entonces ¿para qué le vamos a ir a arriesgar hacia el centro y el norte?

México tiene mucho terreno para la siembra del llamado otate. Todo lo que es Veracruz, la parte tropical de Puebla, Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Morelos, ellos son los estados donde se está trabajando principalmente con bambú y Colima.

LISTAS TRES MIL HECTÁREAS

A pesar de esta perspectiva no muy clara del todo, ya se tienen contempladas hectáreas que son susceptibles de sembrárseles bambú. La meta es llegar a unas 30 mil hectáreas en la próxima década, confirma Bejarano López. “La meta era más corta, que ya para ahora debíamos de haberla alcanzado, pero se ha alargado el tiempo”, comenta.

Todo se debe, añadió, a que no se ha logrado el total convencimiento de la gente, debido a que son proyectos que los patrocina o los promueve el gobierno; por tanto, las personas tienen la duda,  piensan que el gobierno las va a embarcar y no tendrán manera de comercializar sus productos.

Por eso, agrega, la tarea tanto de la Cofupro como de algunos estados, es promover este cultivo. A la fecha ya se tiene en más de un lugar vertientes regionales; así mismo, se han montado talleres de conformación para que la gente vea donde le pueden comprar la materia prima y también aprenda cómo puede aportarle valor agregado a su “pastote”.

Cabe hacer mención, apunta, que en el último año ha habido un gran avance, pero en el año 2013, sólo en Veracruz se establecieron 800 hectáreas, pero fue a partir de cursos y de llevar gente al Congreso Mundial de Bambú y al segundo congreso sobre este cultivo realizado en la ciudad de Puebla.

OTRAS CUALIDADES

Además, las cualidades del bambú son muchas más, subraya el doctor Bejarano, como es conocido en todo México. Por la problemática severa que presenta el cambio climático para todo el mundo y en especial para México, el bambú es la solución.

Y aunque parezca pedante e increíble esta afirmación, ya está demostrado mundialmente, manifiesta. Hace un año, la red internacional del bambú a nivel mundial, sacó un libro que se llama «El bambú, un medio para mitigar el cambio climático», ahí muestran resultados de muchas pruebas que se concluyeron aquí en México, como la captura del carbono y la medición de la cantidad de materia orgánica le aporta una hectárea de bambú al suelo.

Se concluyó que cada año, esta planta contribuye con cinco toneladas de materia orgánica al suelo porque todos los días está botando hojas. Por si fuera poco, una hectárea de bambú en tiempo de lluvia, puede acumular entre sus tallos o bulbos hasta 40 mil litros de agua, esto permite regresar al suelo en tiempos de estiaje vital líquido, porque la planta para sobrevivir necesita sólo el 12% de esa agua, entonces aumenta los niveles freáticos del suelo.

PLANTA MARAVILLA

Esta es la planta que maravilla al mundo, pero que en México, apenas hace suspirar a unos cuantos. Por todo lo anotado, reafirma el experto en bambú y asesor en este cultivo a nivel internacional, se llama en muchos países la planta que nos provee todo.

Por eso y más, «México tendría que haber entrado a desarrollar este cultivo desde hace más de 10 años», comenta. Al menos, para beneplácito de los promotores del bambú mexicano, el gobierno desde hace tiempo ya le entró al baile, informa complacido.

De alguna manera a través de Conafor subsidia las plantaciones de bambú, con más o menos siete mil, pesos por hectárea, esto para su establecimiento.

Esta administración, ya reconoce como plantaciones forestales no maderables las del zacatote, porque no son árboles, y así fueron conceptualizadas estas cepas desde la época de Alberto Cárdenas Jiménez como Secretario de Sagarpa.

Doctor ¿el futuro del cultivo de bambú en México es promisorio o esta lentitud no augura cosas buenas?

Va un poco lento, pero existe la esperanza que a partir de este año se aumente por el hecho de que ya se ven muestras. Al menos en Puebla, existe el mundo del bambú. Ahí ya se pueden ver plantaciones, talleres de transformación, fábricas de carbón, de papel.

De igual forma en esta entidad, que es la principal productora de bambú en la nación, se tiene una fábrica de cerveza artesanal, un hotel de tres pisos, cabañas de lujo hechas con bambú;  telesecundaria hecha con bambú, por lo tanto, al ver esto la gente se está interesando en sembrar más ese pasto.

¿En cuánto tiempo cree que México entraría a las grandes ligas del bambú?

Yo sí creo que en muy poco tiempo habrá inversiones fuertes. Ya hay rancheros interesados en invertir en el bambú.

En base a esto, ¿qué crecimiento anual tendría el país de este cultivo?

En los últimos 3 años ha habido un crecimiento de casi un 50%, empero yo lo veo lento, pero sí espero que a partir de ahora repunte y se vaya más rápido su estructuración en el país.

¿Cuánto debe invertir quien decida reconvertir su terreno hacia este cultivo?

Lo más caro que ha salido por el tipo de terreno y porque esté abandonado y requiera mucho trabajo, en promedio 8 o 9 mil pesos por hectárea, sólo para el establecimiento, aunque el bambú es un cultivo sano y que requiere de poca inversión.

¿Y tiene que esperar cinco o seis años para cosechar?

No exactamente, eso es lo que hemos desarrollado, ahora podemos de manera temprana comercializar el cuerpo del bambú, y dicho sea de paso, estos son adelantos alcanzados en México para el mundo:

Se logró que a los dos años y medio, se empiece a utilizar el material de raleo. Lo más delgado es lo que se corta. Esos retoños se usan para hacer biombos, gallineros, cercas y se vende a Sinaloa como tutor de agricultura.

Ahora, ya no hay que esperar mucho para obtener ganancias. Si hay que hacer tiempo cinco o seis años para tener el material industrial, pero antes de eso, buena parte de la cepa se puede aprovechar para hacer muebles y artesanías.

Por último, ¿tenemos  las minas de oro verde, ¿qué falta?

Que la gente lo acepte y lo adopte. Y que más mineros e inversionistas acudan a su rescate.

¿Cuánto se necesita para explotar esta mina?

No es mucho. Hay gente que ya le mete dinero particularmente.

Pero como país, ¿cuánto necesitaría?

Si pensamos en tres mil hectáreas por explotar, póngale que con el apoyo que da CONAFOR, hablamos que para una hectárea necesitamos siete mil pesos; entonces, son necesarios como 14 millones anuales. Con este recurso, el país crecería en este cultivo a un ritmo de dos mil hectáreas por año. Esta cifra, estoy seguro, no está fuera de la realidad ni alejado del presupuesto y se generaría una buena cantidad de mano de obra; por supuesto, se ayudaría a cuidar el medio ambiente y mejoraría la economía de la gente en el campo.

¿Cuánta mano de obra genera por hectárea?

Se tiene calculado que genera alrededor de 30 empleos directos y unos 40 indirectos. Debemos tener claro, concluye, que estamos, los mexicanos y yo, sentados en una mina de oro y lo que nos falta es nada más descubrirla o destaparla un poquito; estar conscientes que el mercado mundial espera este material valioso y quiere que sea bambú mexicano.

LO DIJO

«Debemos tener claro que estamos sentados en una mina de oro y lo que nos falta es nada más descubrirla o destaparla un poquito; estar conscientes que el mercado mundial espera este material valioso y quiere que sea bambú mexicano»

Dr. Rafael Antonio Bejarano López

Experto costarricense en cultivo de bambú de renombre internacional.

Doctorado en esta cepa en China y asesor en Europa, Asia y América Latina.

EL DATO

Tres mil 800 productos usan para su formación bambú. Su madera, según expertos, tiene las mismas propiedades que la de un árbol, es inclusive más resistente y más barata. Su uso, permite ahorrar hasta un 60 por ciento en el costo de producción.

LO DIJO

«La madera del futuro es un negocio nuevo, una alternativa para sacar a cientos de campesinos de la pobreza, porque esta plantación deja muchas ganancias. Cuando los jóvenes se den cuenta de lo remunerativo que está siendo para sus padres o abuelos este negocio ya no van a querer emigrar al extranjero».

Dr. Mauricio Lastra Escudero

Presidente de la Coordinadora de Fundaciones Produce en México (Cofupro)

EL DATO

El bambú de la especia Cualum Mustifolia, se le llama “el acero vegetal”, por ser un poco menos fuerte que el acero pero más flexible, lo cual le da una gran ventaja en las construcciones antisísmicas, las construcciones se doblan pero no se caen.

LA CIFRA

90

Mil pesos por hectárea rinde el cultivo del bambú al agricultor a partir del quinto año de vida; si le aporta transformación, esta cifra crece hasta 180 mil pesos o más.

LA CIFRA

8

Mil pesos es el costo por cultivar una hectárea de bambú en México, dado que aseguran los expertos, que es muy sano, resistente a plagas y de naturaleza rústica (no necesita muchos cuidados)

36 COMENTARIOS

  1. Felicitaciones por este excelente articulo, quiero unirme a este proyecto maravilloso por lo que
    Solicito información sobre la siembra del bambú, si es posible en que otros estados y condiciones climáticas pudiera sembrarse, específicamente en Guanajuato, a que altura snm, mm de lluvia, temperatura media, tipo de suelo, rango mínimo y máximo de temperatura así como donde puedo conseguir las cepas para sembrarlo

  2. yo estoy muy interesado en sembrar bambu tengo tierras pero no se como hacerlo me gustaría una asesoría mas completa por arte de ustedes los expertos.

    mi nombre es EDI mi tel es 9381458079.

  3. Yo cuento con una plantacion de bambu de la variedad oldhami… si necesitan rizoma mayor o varas con gusto les damos precio,.. tambien tengo planta chica..

  4. buen dia mi nombre es mauricio hernandez velazco tengo 3.5 hectareas en clima tropical, como puedo recibir apoyo y asesoria para cultivar el bambu y en su caso transformarlo; es decir me interesa hacer muebles y artesanias de bambu.

    Gracias

    • Francisco: Gusto de saludarte, hasta ahora veo este mensaje. Respuesta:

      si soporta cierto grado de salinidad, pH 4.8 lo mas. ¿ Recuerda que no mencionaste que especie pretendes cultivar. Soy agrónomo experto en el cultivo de bambú. Por si te puedo ayuda. Hasta luego.

      • hola oscar quiero saber donde conseguir bambu gigante de preferencia en plantas hya que quiero poner en el perimetro de mi terreno y que finja como cerca viva XD

  5. Buenas tardes, tengo sembrada hectarea y media de Bambú «oldjami» pero no tengo quien quiera comprarlo, o con quien puedo acudir para que me apoyen a comercialzarlo, fue sembrado desde el año 2005 y tienen en promedio 15 metros de largo, espero me puedan apoyar, de antemano gracias

  6. Buenas tardes desde la verde Antequera, importante información, me gustaría saber donde adquirir toda la información al respecto del Bambú, tengo una propiedad a una hora mas o menos de la costa, entre 500 y 800 msnm. antiguamente era terreno cafetalero, ahora terreno ocioso la mayor parte, veo la oportunidad de hacer algo con esta maravilla, le comento que en el terreno existen ya algunos manchones de Bambú, por cierto muy frondosos pero que son utilizados mayormente para contener los taludes de tierra. me gustaría acudir a algún curso. gracias anticipadas.

  7. Buenas tardes a todos preocupante este tema. La poca confianza de esta oportunidad de crear minoría en pobreza por falta de Oporto federal, pero es cuestión de que alguien se importe para cultivar y comprar el oro verde. Aprovecho para ver si aún alguien tiene esta alternativa en venta, venta de bambú.7751760436

  8. Hola, me interesa el comprar la planta de Bambú, saber de cursos o apoyos por parte del gobierno, así como los lugares donde se puede vender el producto, si pudieran proveerme alguna información sería muy útil, gracias.

    • Buen día Alfonso, contamos con venta de diferentes tipos de bambú para su cultivo, estamos en el estado de Veracruz pero lo llevamos a todo el país. Si gustas comunicarte a nuestro telefono que es 2283126083 o por correo.

  9. Buenos días, tengo sembrada cinco «5» hectáreas de Bambú en el norte de veracruz pero no tengo quien quiera comprarlo, o donde lo pueda comercializar con quien puedo acudir para que me apoyen, Es una plantación que ha crecido por muchos años, hay tarros de hasta 25 cm de diámetro y 20 mts. de alto. quiero comercializar estas has. para renovar la producción. espero me puedan apoyar, mi correo es r.faisal.m@hotmail.com Gracias & Saludos.

  10. Me pareció muy interesante el artículo sobre el Bambú y quisiera saber si es posible reproducirlo en Xochimilco. Tengo algunas hectareas de terreno y quisiera experimentar. Alguien me pudiera orientar?
    Muchas Gracias y Saludos a todos los interesados.

  11. Hola yo soy Danny
    Me interesa mucho su investigación
    Es mu buena
    Me podría por favor indicar que que parte de Puebla y Veracruz
    Se encuentran las mayores plantaciónes
    Gracias
    Mi número es 5523200140

    • Hola Daniel que información te gustaría obtener en especifico? nuestro equipo se encuentra trabajando en la actualización de está información pues fue desarrollada en el 2014

  12. HOLA SOY DOCENTE DE PROFESIÓN DE PADRES AGRICULTORES Y POR ENDE ESTOY LIGADO A LA AGRICULTURA QUE POR CIERTO ME ENCANTA, HE LEÍDO LA EXPOSICIÓN DEL DOCTOR SOBRE EL BAMBÚ Y ME INTERESA, LES AGRADEZCO Y FELICITO POR EL APORTE. SOY DE PERÙ DE PARTE DE LA SELVA CENTRAL Y ME GUSTARÍA MAS INFORMACIÓN. GRACIAS QUE DIOS LOS BENDIGA

DEJAR RESPUESTA

Favor de ingresar su comentario
Favor de ingresar su nombre aquí