La cria de gusanos de seda

0
511
GUSANO DE SEDA
GUSANO DE SEDA

La cria de gusanos de seda o sericultura, es el nombre que recibe esta actividad agroindustrial que tiene sus orígenes en China hace más de cinco mil años.

Su objetivo es la producción de hilos de seda para la industria textil. Algunos de los mayores productores mundiales de seda son China, Japón y Brasil.

La especie Bombyx Mori, conocida tradicionalmente como gusano de seda, es un insecto de gran importancia económica, ya que sus capullos son utilizados en la fabricación de la seda.

Más del 95% da seda producida en el mundo, proviene del Bombyx Mori, un insecto que actualmente se considera domesticado, debito a la fuerte manipulación genética a la que fue sometido, con el objetivo de obtener una especie eficiente en la producción de seda.

Los hilos de seda son un producto filamentoso de origen proteico, producido por las glándulas del insecto en el proceso de gestación, nacimiento, muda y metamorfosis.

Los mayores peligros que enfrenta la cría de gusanos de seda son los virus de la poliedrosis citoplasmática y el virus de flacidez infecciosa, por lo cual hay que tener especial cuidado en su prevención.

El huevo mide aproximadamente 1 a 1,3 mm, y es oval, achatado, de color amarillo al principio y más oscuro después. Una vez interrumpido el período de latencia, ( 7 a 21 días ) la larva sale del huevo.

Así, el ciclo larvario va desde la eclosión del huevo hasta la etapa de formación del capullo y tiene una duración aproximada de 25 días. Al salir del huevo, la larva tiene un tamaño de 1 a 3 mm, crece mucho y necesita cambiar su exoesqueleto en un proceso que se llama muda, y que se repite 4 veces hasta la formación del capullo. Ya en su quinta muda, la larva presenta 7 cm de longitud y su órgano más desarrollado es la glándula sericígena. Al final de esta etapa, la larva teje un capullo de seda, constituida principalmente por las proteínas fibroína y sericina, que son producidas por las glándulas de la seda y expelidas por la boca.

GUSANO DE SEDA
GUSANO DE SEDA

Formado el capullo, la larva inicia el proceso denominado de metamorfosis, formando la crisálida y continuando el proceso de transformación hasta la formación de un individuo adulto, que es la mariposa. Esta etapa dura aproximadamente unos diez días, luego de lo cual comienza el período de reproducción en el cual se pueden obtener hasta 500 huevos por cada mariposa.

Para realizar la crianza, se puede utilizar un galpón en un espacio de no más 60 metros cuadrados, lo cual le permitirá obtener un rendimiento de 70 kg de capullo por zafra. El manejo de los insectos puede realizarse sobre esteras, también conocidas como camas. La ubicación debe estar limpia, libre de contaminación y con circulación de aire bueno. Además, es necesario controlar la temperatura y la humedad relativa del del ambiente, manteniéndolo en niveles apropiados para cada edad a través de ventanas abiertas.

Durante los siete primeros días de vida, primera y segunda edad, la temperatura ideal para la ubicación del establecimiento es 26 a 27 grados y una humedad relativa de 90%. En la tercera y cuarta edad, se recomiendan 24 a 25 grados y una humedad del 75%, mientras que en la quinta edad lo ideal son 23 grados y una humedad del 70%.

Fuente: http://www.guiadelemprendedor.com.ar/

DEJAR RESPUESTA

Favor de ingresar su comentario
Favor de ingresar su nombre aquí