Exigen tomateros al gobierno actuar ante arancel de EE.UU.

La Confederación Nacional de Productores Rurales advirtió que dicho gravamen ya causa pérdidas millonarias al sector

0
60
EL ARANCEL del 17.5 %, impuesto por EU desde el 7 de mayo pasado a las exportaciones mexicanas de jitomate, pone en riesgo miles de empleos en el agro mexicano.

Ciudad de México, 09 de julio del 2019.- Los aranceles impuestos por Estados Unidos a las exportaciones de jitomate ya tienen un fuerte impacto en este sector, el cual les causa pérdidas económicas millonarias.

Lo anterior lo señaló Eduardo Orihuela Estefan, presidente de la Confederación Nacional de Productores Rurales (CNPR) a través de un comunicado, en el cual pide al Presidente y a los titulares de Economía, Relaciones Exteriores y de Hacienda intervenir «urgentemente» ante el Gobierno de Estados Unidos para que cancele el arancel del 17.5 % vigente desde el 7 de mayo pasado.

«El arancel está fuera de contexto y es unilateral, además de que causa daños económicos a productores y exportadores que podrían llegar a 350 millones de dólares anuales», dijo Estefan, y añadió que además están en peligro más de un millón de empleos.

Estefan acusó que el tema de los aranceles no ha sido suficientemente discutido y analizado por parte del Gobierno Federal mexicano con autoridades del Gobierno estadounidense ni con las organizaciones de productores de jitomate de ese país.

«En el campo vemos con preocupación que temas con la importancia del jitomate, solo por señalar un producto, que además es el segundo perecedero de mayor valor en las exportaciones de México, no se les dé atención por parte de las autoridades federales respectivas de México», subrayó.

Y advirtió que la decisión del Gobierno estadounidense pone en riesgo el empleo en 17 entidades federativas, con un total de 1.4 millones de plazas directas, de las cuales más de un millón corresponden a la planta industrial y a empresas alimentadoras de insumos y servicios; mientras que alrededor de 400 mil se refieren a jornaleros agrícolas.

Andicó que los efectos se ven ya en el mercado mexicano, donde existe que hay un desequilibrio entre la oferta y demanda del producto  y esto ha generado una sobreoferta que ha tirado el precio de comercialización, hasta el punto en que los costos de producción y el precio del mercado sean iguales, es decir, no hay ganancia para los productores.

DEJAR RESPUESTA

Favor de ingresar su comentario
Favor de ingresar su nombre aquí