¿Cuánto cuesta producir una hectárea de limón persa?

Un fruticultor mediano gasta 107 mil 287 pesos en cultivar una hectárea del cítrico. Cabe aclarar que las cifras las arroja una plantación en desarrollo, sin producción alta. El punto de equilibrio se logra a partir del quinto año: Alejandro Crescencio Huasca. (Los costos corresponden al periodo 2016, por lo tanto, los precios pueden variar de acuerdo a la inflación y a otros factores económicos)

0
12865

El fruto llamado limón persa, no es un macho, es una hembra y su nombre es lima Tahití. Según expertos, es una especie de fruta ácida que crece de manera silvestre y su origen son los pantanos de la isla de Tahití.
De acuerdo a datos del Consejo de Productores y Exportadores de Limón Persa, de Martínez de la Torre, Veracruz, la lima o limón tahitiana o persa, comenzó a producirse en México desde hace aproximadamente cuatro décadas.
Hoy en día según estadísticas del SIAP, el campo mexicano es uno de los principales productores de limón en el mundo en dos variedades: el persa y el mexicano.
Informa en su portal el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), que las principales plantaciones de este cítrico se encuentran en 21 estados de la República Mexicana, desde la península de Baja California hasta la de Yucatán, y su cultivo en México se lleva a cabo en un 75 por ciento, bajo el sistema de producción de temporal.
Esta fruta, agrega, se comercializa en mercados como Japón, Francia e Inglaterra. Cabe anotar, dice el organismo en su portal, que Estados Unidos consume el 60 % del limón producido en territorio mexicano.
Asegura el SIAP que en México se cosechan 500 mil toneladas de limón persa al año, de las cuales, 400 mil se exportan y alcanzan un valor comercial de 200 millones de dólares.
Además que la producción de limón persa, se concentra en los estados de Veracruz, Oaxaca y Tabasco, que son los que aportan, en orden, 61.5, 11.5 y 8.5 por ciento del total nacional; asimismo, Yucatán contribuye con 5.4, Jalisco con 5.2 y Puebla con 2.6 por ciento.

VERACRUZ, LÍDER EN LIMÓN PERSA

En ese contexto, Marcelino Bustos Castillo, director del Consejo de Productores y Exportadores de Limón Persa de Martínez de la Torre, Veracruz, principal zona productora de este fruto en el país, afirma que los veracruzanos ocupan el primer lugar en producción y exportación de limón persa en México.
«Hoy en día el limón persa goza de alta demanda en el extranjero. Este cultivo desde un principio se maneja con el objetivo de exportación y tiene más o menos 40 años de establecido en la entidad. Hace más o menos cuatro décadas, se exportaban 10 contenedores a Estados Unidos por semana –equivale a 20 toneladas–, actualmente se van a este país, un promedio de 400 a 450 contenedores por semana», indica.
Asimismo, explica que el cultivo de limón se da prácticamente todo el año en esta zona productora, situación que lo hace más redituable, en comparación con otros cítricos o frutos que se cosechan sólo por temporadas.
En ese sentido, informa, Martínez de la Torre es uno de los municipios que más limón produce, en conjunto con Papantla, Tlapacoyan, Misantla y algunos productores agremiados del estado de Puebla, entre todos cultivan aproximadamente 40 mil hectáreas de limón persa.
«Los veracruzanos iniciamos como los líderes productores y actualmente hay otros estados que también exportan. No obstante, Veracruz produce aproximadamente el 65 % de limón que sale de México a Estados Unidos y Europa. Por ello, con toda la seguridad del mundo digo que Veracruz es el principal exportador de limón persa sin semilla de México», comenta.

COSTO POR HECTÁREA

Pero, cuál es el costo de producción de este limón que cada día aumenta su producción, merced a que la cadena de valor especialmente en el estado de Veracruz, cuenta con asesoría científica de primer nivel y por ende, un mejor manejo de las huertas.
Para saber el costo de producir una hectárea promedio de limón persa, Tierra Fértil, acudió al departamento de asesoría técnica especializada en este cítrico de la empresa Yara (industria productora de fertilizantes que además ostenta el liderazgo mundial en este tema).
La atención a nuestros cuestionamientos estuvo a cargo del maestro Alejandro Crescencio Huesca Santos, agrónomo especialista en extensión y divulgación agrícola y Consultor Especialista de Cultivos Cítricos de esta agroindustria de talla internacional.

CONSEGUIR EL TERRENO

Para iniciar como productor agropecuario lo primero que debes tener es un terreno, señala de inicio Huesca Santos. Y la hectárea promedio con riego en Martínez de la Torre, Veracruz, tiene una renta anual de 30 mil pesos; la compra oscila en los 400 mil pesos.

Ingeniero, si partimos de que vamos a iniciar una plantación, ¿cuánto cuesta preparar la tierra que acabamos de rentar o comprar, en la región citrícola de Martínez de la Torre?
En el entendido que vamos a hacer un huerto nuevo y tenemos una pradera a ocupar que esté enmontada, el desmonte tiene un costo de siete mil pesos. Ojo, es lo que cobran en promedio por acondicionar una hectárea con un tractor B8, con tiempo de duración de tres días.
Sin embargo, es necesario llevar el ejemplo de esta plantación a un escenario específico. Vamos a suponer en este desglose de gastos, que el terreno que adquiramos ya sea en renta o compra, es completamente plano; no hay lomerío. Y además, que la zona productora, cuenta con caminos cosecheros en buenas condiciones.

DELIMITAR LA PARCELA

Vistas estas características, el paso siguiente es hacer toda la delimitación de la parcela. Para ello se necesita llevar a cabo un subsoleo.
Esta parte de la labranza del huerto consiste en pasar unos picos por el terreno a cierta profundidad, esta depende de la decisión consensada entre el técnico y el productor y sobre todo, que la permita el suelo. El costo de este paso es de 7 mil pesos.
El siguiente movimiento es la rastra. Después de que se subsolea el suelo y se escarba el hoyo, que puede ser de manera normal de 80 centímetros a 1 metro y se mueven todos los terrones, se pasa la misma máquina por todos lados. El costo es igual, 7 mil pesos por hectárea.
Aclaro en este caso en particular, suponemos que es una plantación promedio y que se cuenta con recursos para pagar el uso de maquinaria.
«Por ello, explicaba al inicio, es importante ver dónde y en qué escenario estamos, porque si vamos a hablar del uso de estos equipos, hablaremos de un nivel de productores grande», aclara Alejandro Crescencio Huesca.
Porque si vamos a otro escenario, de los fruticultores pequeños, donde se ubica la gran mayoría de los limoneros de la región, veremos que van al día y tienen que hacer el manejo de diferente manera; usar, muchas veces, otro tipo de herramienta.

LA APALINADA

Tras la aclaración, dice, continuemos con el apunte de los gastos en una hectárea de limón persa.
Sigue la palinación: establecer el trazado de la huerta; alinear y sacar los surcos en hileras. Hablamos que por esta labor el cobro también es de 7 mil pesos.
Quiero aclarar que el primer año de siembra se hace todo esto para preparar la tierra de manera que sostenga el cultivo, al menos los próximos 10 años. En este punto, entendemos que ya se hizo una carta compromiso con el dueño, al contratar la renta de la tierra.
Hasta aquí hablamos de la renta, desmonte, subsuelo, paso de rastra; apalinar y encamellonar.

SEGUNDO PASO: HOYEADO Y PLANTA

En la segunda etapa de la cultura de labranza, es necesario hacer el hoyeado. Cabe hacer notar que algunos técnicos dividimos la cultura laboral de la huerta de lima persa en etapas. De tal suerte que por hacer 400 cepas u hoyos cobran 6 mil 800 pesos, a razón de 17 pesos por hoyo.
Esta fase incluye la compra de planta. Si se adquieren plantillas certificadas se multiplica 400 plantas que se siembran por hectárea, por 35 pesos, costo de cada una de ellas. Esta operación da una cifra de 14 mil pesos.
Hablamos que se ocupa una cuadrilla de cinco pelados para sembrar, esta acción cuesta mil pesos, se supone que dura un jornal para hacer esta labor.

SIN RIEGO

En este ejemplo, no se considera que haya riego. En la región de Martínez de la Torre, Veracruz, no lo aplica la mayoría de los empresarios. ¿Por qué?, porque aunque han escarbado pozos, el caudal no les ha alcanzado para poder fertirrigar.
Por lo tanto, y al considerar una fortaleza que tiene Veracruz en su campo, llueve alrededor de mil 700 a dos mil milímetros al año, están seguros que por lo pronto, cuentan con agua suficiente para mantener los cultivos.

FERTILIZACIÓN

No tiene sistema de riego, pero sí se le aporta fertilizante, aclara. Se le introducen 400 kilos por hectárea de nutrientes con un costo de 3 mil 387 pesos. La aplicación requiere tres jornales por hectárea de a 200 pesos: son 600 pesos.
Además lleva insecticidas, porque también lo atacan plagas voraces; cabe decir que la aplicación es en bajo volumen. Costo mil 800 pesos y la aplicación 600 pesos.
Quiero aclarar, interrumpe de nuevo Alejandro Crescencio Huesca, que estos costos son para plantaciones jóvenes, de edades entre uno hasta dos años, porque ya en el tercer año, empieza a tener mayor volumen en el tema de gasto de agua.

A ESPERAR

Hasta aquí la adquisición del terreno, la preparación de la tierra, la siembra, la nutrición y cuidado de plagas y enfermedades.
A partir de esta etapa, sólo queda esperar que crezca y se desarrolle hasta el tercer año. Cabe aclarar que en este tiempo no hay producción, sólo un mantenimiento constante del huerto.

¿Cuánto le cuesta en los tres años el mantenimiento?
Aparte de los gastos anteriores, se necesitan 18 personas para hacer aplicaciones cada dos meses de nutrientes y plaguicidas, obviamente, con los costos antes mencionados: los jornaleros significan una erogación de tres mil 600 pesos. En el entendido que se contratan tres personas por aplicación.
Hay que dejar en claro que sólo se gasta lo anteriormente descrito porque en este caso, no hay un control con glifosfatos (herbicidas de amplio espectro), el manejo se hace a puro chapeo (limpiar la tierra de malezas), o con la chapeadora normal mecanizada. Pero esta es la labranza básica: fertilizar, aplicar insecticidas, fungicidas.
Es de trascendencia recalcar que no se tendrá una cosecha uniforme hasta el tercer año. En los dos primeros años, puede dar entre tres y cinco kilos por planta, pero no cuentan porque el limonero tira esta fruta para darle forma y vigor a la planta.

¿Cuánto produce por planta ya a este tiempo?
Estamos hablando de que en una situación real, el rendimiento es de alrededor de 63 kilos por planta por año, pero hasta el tercer ciclo productivo se obtiene este volumen de fruta. Este es un dato real.
Y a los cuatro años, se pueden levantar con un tratamiento Yara, 113 kilos por planta. Aunque, dejamos claro que un productor medio, levanta 63 kilos por planta.
En síntesis, con un manejo equilibrado se pueden lograr esos 63 kilos por planta al tercer año. ¿Por qué?, porque se trabaja mucho en el diámetro de copa; esto provoca que se genere un árbol bastante interesante, que es lo que te condiciona justamente la producción.

¿Cuánto le suma al costo que ya llevamos, si se hace este tipo de manejo?
Sí ya agregamos los 18 jornales por año, sólo falta añadir la poda; en ella se gasta anualmente 17 pesos por árbol, lo que da un total de seis mil 800 pesos.
Algo muy importante es separar el manejo de la huerta. Es decir, la siembra, es tema de inversión inicial. La aplicación de fertilizantes, insecticidas, fungicidas y llevar a cabo la poda, es la segunda parte y con ese manejo se llega al tercer año. Si se hace de manera sistematizada e integral, los resultados son mayores.
Por lo pronto, ya tenemos sesenta y tres kilos en el árbol, ahora hay que cosecharlos. Al menos debe hacerse una recolección de cinco kilos por árbol cada cosecha.
Una caja de 20 kilos cosechada se pagaba al mes de mayo en alrededor de 14 pesos; es decir, a 1.42 pesos por kilo. Hoy en día hay poco limón; aquí hablamos de un escenario bajo 63 kilos por planta. El gasto es de 21 mil 300 pesos.

Ya se calculó el gasto. ¿Cuánto le regresa el huerto?
El tercer año de cultivo se obtienen 75 mil 600 pesos por hectárea, como resultado de un rendimiento de 25 mil 200 kilos por ciclo. En el entendido que el kilogramo es pagado a tres pesos en promedio.

$30,000.00 renta de tierra
$400,000.00 compra de suelo
$7,000.00 desmonte
$7,000.00 subsoleo
$7,000.00 la rastra
$7,000.00 palinación
$2,800.00 hoyeado
$14,000.00 compra de planta
$1,000.00 jornales para la siembra
$3,387.00 fertilizantes
$1,800.00 insecticidas
$1,200.00 mano de obra de la aplicación de los dos productos.
$3,600.00 manejo cada dos meses
$6,800.00 poda
$21.000.00 cosecha.

Gran total: 107, 287.00

Si se producen 63 kilogramos por planta y tenemos un escenario de 400 plantas por hectárea, da un rendimiento de 25 mil 200 kilos al año. Si el pago es de tres pesos, la ganancia bruta es de 75 mil 600 pesos por hectárea.
Sin embargo, el costo por producir una hectárea es de 107 mil 287 pesos, entonces, al tercer año, el productor tiene un saldo en contra de 32 mil 287 pesos.
Cabe aclarar, dice Crescencio Huesca, que estas cifras son actuales y las arroja una plantación en desarrollo, sin producción alta. Hay que hacer notar, que el punto de equilibrio en la producción de limón persa en esta región, se logra a partir del quinto año.

DEJAR RESPUESTA

Favor de ingresar su comentario
Favor de ingresar su nombre aquí