Costarían aranceles de EE.UU. 117 mdd mensuales al sector rural

En rueda de prensa el gobierno de México, desde la Embajada mexicana en EE.UU., presenta su posicionamiento sobre migración e imposición de tarifas arancelarias.

0
21
LA DELEGACIÓN negociadora mexicana, reitera que México continuará en defensa de una región más competitiva, libre de aranceles y que proteja los derechos humanos.

Washington D.C. a 04 de junio de 2019.- El Gobierno de México refrenda su compromiso de diálogo y cooperación con las autoridades de Estados Unidos para enfrentar los efectos negativos derivados de los flujos migratorios que afectan a ambas naciones y a la región de manera conjunta.

Así mismo, propone al gobierno de Donald Trump que las dos naciones trabajen en unidad para enfrentar desafíos comunes en los temas de migración y arancelarios.

Así lo da a conocer la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural(SADER), quien describe en un boletín, lo anunciado a los mexicanos en el comunicado conjunto emitido por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Secretaría de Economía(SE) y la SADER,  desde la sede de la Embajada de México en Estados Unidos.

Relata el escrito que en la videoconferencia de prensa transmitida a nivel nacional vía Internet, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Luis Ebrard Casaubón, acompañado por la embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena, enfatizaron la importancia de atender las causas estructurales de la migración como ha sido expuesto por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

El titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), Víctor Manuel  Villalobos Arámbula, quien fue integrado de última hora a la delegación negociadora mexicana, señaló que en materia agrícola, los daños de las medidas arancelarias entre las dos economías complementarias alcanzarían los 117 millones de dólares mensuales o 3.9 millones de dólares diarios (considerando datos del cierre anual de exportaciones 2018).

En este mismo sentido se pronunció la  secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín, quien precisó que los efectos negativos llegarían a todos los estados de la Unión Americana e impactarían a las cadenas de valor binacionales, a los consumidores y a los puestos de trabajo que se generan a partir del comercio con México.

Por su parte, el subsecretario para América del Norte, Jesús Seade, añadió que el daño de las tarifas arancelarias sería expansivo, pues el arancel sería gravado cada vez que un producto cruce la frontera.

Asimismo, destacó el valor que México aporta para Estados Unidos, al ofrecer un mercado de considerable tamaño para sus exportaciones, con una dinámica poblacional que fortalece su capacidad y competitividad económicas.

Los cuatro integrantes de la comitiva negociadora, coincidieron en que el Gobierno de México apuesta por el diálogo como una estrategia que puede evitar una confrontación costosa e innecesaria, al tiempo que analiza los potenciales mecanismos retaliatorios(responder a la agresión) en materia arancelaria.

DEJAR RESPUESTA

Favor de ingresar su comentario
Favor de ingresar su nombre aquí