Alertan productores que escaseará tomate en dos semanas en EE.UU.

El impacto del arancel del 17.5 % al tomate mexicano provocó la reducción de las exportaciones de los productores que no pueden enfrentar este nuevo impuesto

0
89

Ciudad de México, 28 de mayo del 2019.- El gravamen impuesto por Estados Unidos al tomate mexicano del 17.5 % comenzará a impactar negativamente al mercado de alimentos estadounidense, ya que los productores tomateros alertan que dentro de dos semanas comenzará a escasear la hortaliza mexicana, esto, porque algunos pequeños productores nacionales dejaron de exportarla y otros bajaron su volumen de ventas.

Así lo reveló el periódico Milenio en nota informativa de Eduardo de la Rosa, quien cita a Alfredo Díaz, director general de la Asociación Mexicana de Horticultura Protegida (AMHPAC), al advertir que las grandes empresas aguantaron el costo del arancel pero muchos pequeños horticultores dejaron de exportar.

El representante del organismo que vende la mayor parte de su producción tomatera al vecino país, advirtió que si Estados Unidos continúa con la aplicación del impuesto al producto mexicano, dentro de dos semanas los consumidores estadounidenses resentirán la falta del tomate.

Explicó luego que pagar la cuota del 17.5 % cuesta mucho a los productores nacionales, especialmente a los pequeños, que ya bajaron su volumen de exportación, aunque los medianos y grandes aguantaron el nuevo impuesto.

Luego dio a conocer que el desabasto del producto mexicano lo comenzarán a resentir en un par de semanas las mesas estadounidenses: «No falta mucho para que haya desabasto en Estados Unidos porque en 15 días se empezará a notar la falta de oferta normal e incremento de precios».

PELEA LEGAL

Los tomateros mexicanos, hace dos semanas se ampararon ante el arancel en una corte de Nueva York para detener el nuevo impuesto del gobierno de esa nación al producto mexicano, a fin detener el cobro del 17.5 % y además para que se suspenda la investigación por dumping de que fueron acusados por los productores de tomate de Florida.

Dijo que la semana pasada prosiguió el juicio con la aportación de pruebas de los mexicanos para defenderse de la acusación de vender tomate por debajo de su precio de producción, mientras que los estadounidenses presentaron pruebas parciales.

Alfredo Díaz explica que  «cumplimos y dimos muchos elementos documentados que sustentan la demanda, y por EE.UU. dieron información, pero no entregaron todo y se cerró el juicio» y ahora están en espera del fallo del jurado, que puede darse en cualquier momento. 

Con respecto a la parte de la negociación, expuso que la semana pasada presentaron una nueva propuesta (al Departamento de Comercio estadounidense) «que esperamos revisen para negociar, pero nos decían que por el momento están negociando otros temas con los chinos», por lo que la espera será de dos semanas para los mexicanos. 

Por su parte, el vicepresidente del Sistema Producto Tomate Nacional, Manuel Antonio Cázares, dijo que en una semana esperan una respuesta a su demanda de amparo y se dijo motivado para que las autoridades del país del norte le retiren el arancel a la hortaliza, porque así lo hicieron ya con el aluminio y el acero.

La Asociación de Productos Frescos de las Américas en Estados Unidos, en declaraciones de su presidente, Lance Jungmeyer, puso de manifiesto su decepción con los productores de Florida al rechazar la propuesta mexicana: «La negativa tiene la apariencia de que no tienen intención de tratar de buena fe», dijo.

Más adelante expresó su temor de que los tomateros de Florida pretendan controlar toda la cadena productiva del tomate en Estados Unidos: «Y que no los apacigüen hasta que manipulen al gobierno de EE.UU. para obtener un monopolio del mercado», por lo que se pronunció a favor de un nuevo acuerdo de suspensión como la mejor solución del conflicto entre México y su país.

DEJAR RESPUESTA

Favor de ingresar su comentario
Favor de ingresar su nombre aquí